Detallistas

Impulsores

2impulsors1900x800.jpg

El proyecto nace de nuestra pasión por la gastronomía, la cultura y el territorio, y de las ganas de contagiar el gusto por regalar”

Somos Lídia y Narcís. Pallaresa y gironí. Gourmets de pies a cabeza. Amantes de las palabras. Y Detallistas confesos. Tenemos muchas ganas de empezar una revolución. La del Detallismo. Contagiar el arte de regalar. Y queremos hacerlo mimando cada detalle e imaginando el mejor regalo para cada ocasión. Y contagiar el inconfesable placer de acertar con buenos regalos.


El proyecto del Detallista no se entiende sin la pasión por la gastronomía de sus impulsores. Cualquier excusa es buena para descubrir un nuevo queso o un vino desconocido del Pallars, el Empordà o la Garrotxa. El gusto por la buena comida nos viene de serie. Ambos lo hemos vivido desde pequeños en casa. Hemos crecido con comida de proximidad, del huerto, del campesino del pueblo de al lado, de la charcutería de tres pueblos más allá o del horno de leña de toda la vida. Y ahora nada nos gusta más que pisar el territorio para descubrir nuevas perlas gastronómicas.


Y el amor por las letras? Este nos viene de vocación. Ambos periodistas, la complicidad con las palabras es intrínseca en nuestra relación. Hemos descubierto que una palabra, la adecuada, leída o pronunciada cuando toca, tiene poder ilimitado para describir sentimientos y evocar sensaciones.


Y como hay que arriesgar para ganar, para emprender el Detallista hemos decidido dejar nuestros respectivos trabajos e irnos a vivir en el Pallars para impulsar nuestro proyecto. Que esperamos que también sea el tuyo.

Quieres jugar? Escondidos en esta sopa de letras -e impregnados en todos nuestros regalos- encontrarás los tres ingredientes imprescindibles que nos acompañan en esta aventura (son tres palabras en catalán):

Estás listo para la Revolución del detallismo? Apúntate